Bewitched

Existen imágenes, colores, sonidos de los que te enamoras sin más. Eso fue lo que me pasó con este cartel del musical Wicked que encontré en Times Square durante mi viaje a Nueva York. Es inexplicable, mis ojos siempre acababan mirándolo aún teniendo en cuenta la cantidad y saturación de imágenes que ver en este mítico cruce; no había manera de escapar a su atracción. La sonrisa de la bruja “mala” del Oeste me resulto muy expresiva, sin mostrar nada más podias ver el carácter del personaje.

Casi todos tenemos esos momentos en los que ves, oyes o sientes algo que te atrae sin razón ni remedio; yo las llamo: “cosas que me hechizan” Y creo que si este blog tiene la intención de mostrar mi trabajo y mis intereses, una sección como esta, en la que aporto simplemente cosas que me gustan, que me atraen y que me encantan es indispensable. Lamentablemente no me pude venir con ningun poster de este gran cartel, pero la fotografía es una gran aliada en estos casos.

Anuncios